Lo hemos visto en las películas y pocos amigos no lo dicen: las relaciones a distancia están destinadas al fracaso. Sin embargo, también conocemos algún caso de parejas que se han separado por estudios o trabajo durante largos periodos de tiempo y la cosa ha seguido funcionando. La pregunta entonces es: ¿es posible tener relaciones a distancia felices?

La respuesta, sabiendo que hay casos exitosos es, evidentemente, SÍ. Pero con matices, pues no cualquier relación a distancia funcionará ni de cualquier manera. Si una pareja desea profundamente mantener su relación y ambos ponen de su parte para conseguirlo, es más que posible que una relación a distancia sea feliz. Es más, estudios confirman que las relaciones a distancia que sobreviven, se ven reforzadas en el reencuentro.

Veamos las claves principales para tener relaciones a distancia felices:

1. Aprender a ser felices por separado

Si dejáis que la pena por no veros afecte a vuestra vida diaria, acabaréis siendo infelices y culparéis de ello a la relación y vuestra separación. Aunque el objetivo final es conseguir que vuestra relación funcione a distancia, también debéis buscar ser felices en vuestro día a día por separado. En ningún caso conviene dejar de esforzarse en el trabajo, descuidar las amistades ni dejar de cuidar nuestra salud y nuestro físico.

2. Encontrar un método de comunicación eficaz

Para cada pareja funcionará uno diferente, dependiendo del ritmo de vida de ambos y de la distancia que haya entre los dos. Los que tengan tiempo libre y no cambien demasiado el huso horario, podrán hablar por teléfono o webcam a diario, sin embargo en otros casos funcionará mejor dejar mensajes en el whatsapp o enviar e-mails. Sea como sea, debe funcionar bien para ambos.

3. Mantener la máxima normalidad posible

Aunque no os podáis acurrucar en la cama para contaros cómo ha ido vuestro día, sí podéis hablarlo o dejarlo escrito en detalle. No debe daros pereza detallar cada anécdota o hecho que os ocurra, incluso qué habéis comido o a quién habéis visto por la calle. Cuanto más os acerquéis a la normalidad, más fácil os resultará sobrellevar la distancia.

4. Fijar una fecha de reencuentro

Puede que no podáis tener siempre al 100% claro cuándo os volveréis a ver, pero sí podéis tener una idea aproximada. Pensad cuándo son los próximos días festivos o a uno de los dos le va bien pedir unos días de vacaciones. Ese será vuestro objetivo. De esta manera podréis ver el final de la separación y la ausencia será mucho más llevadera, pues la solución ya estará preparada.

5. Vídeo conferencias y cibersexo

Debéis intentar veros en vídeo y hablar a través del ordenador lo máximo posible. Lo recomendable es hacerlo al menos una vez a la semana, pero si puede ser todos los días antes de dormir, mucho mejor. Y, por supuesto, el sexo no debe desaparecer a causa de la distancia. Para algo existe algo llamado cibersexo. A través de la webcam podéis excitaros mutuamente hablando de lo que os gustaría hacer juntos y terminar jugando por separado pero siempre con la mirada del otro presente.

SIMILAR ARTICLES

1 COMMENT