Está claro que cada pareja es un mundo y que la posición en la que los dos miembros de una relación pasan la noche juntos, no siempre obedecerá a los mismos motivos. También hay que tener en cuenta que muchos factores externos influyen, como son el tamaño de la cama o la temperatura. Sin embargo, se han establecido unas posiciones en las que las parejas suelen dormir y que, de manera general, pueden dar información acerca de la relación entre ambos:

Dormir entrelazados

Es una postura típica en parejas que llevan poco tiempo, pues, aunque es bastante incómoda de mantener durante toda la noche, indica un gran deseo por ambas partes de estar lo más cerca posible de su pareja. Entrelazar las piernas tiene una una gran implicación sexual, indica deseo de intimidad total.

Dormir en la posición de cucharita

Esta posición implica un gran cariño y amor entre los miembros de la pareja, con el añadido del deseo de protección por parte del que abraza por detrás. Otra interpretación que se le da es la de deseo de aferrarse a la otra persona en tiempos de crisis.

Dormir con solo los pies entrelazados

Esta sería la postura que elegirían las parejas que alternan épocas de problemas con otras de gran pasión y proximidad. Los altibajos en la pareja pueden deberse a cualquier motivo, interno o externo, y afectar a uno o ambos miembros de la relación.

Dormir en espacios separados pero con contacto

Tanto si se colocan de frente, boca arriba o de espaldas, lo característico de esta postura es que los miembros de la pareja están separados, cada uno en su espacio, pero manteniendo el contacto en algún punto. Esta postura se da en parejas que respetan sus espacios individuales pero comparten otros espacios comunes que disfrutan juntos.

Dormir de cara o de espaldas sin tocarse

En ambos casos, son posturas que se darían en parejas que llevan tiempo y han alcanzado la armonía en su rutina común. Respetan sus espacios individuales y son felices en su relación. Sin embargo, el dormir de espaldas se diferenciaría en que sí existe la posibilidad de que haya problemas, como que uno de los dos miembros sienta que hay alguna disputa sin resolver, aunque esto no tiene que ser necesariamente así.

Espacios descompensados

Esto es cuando uno de los dos integrantes de la pareja ocupa mucho más espacio en la cama que el otro y el significado es el obvio: el que ocupa más espacio en la cama trata de imponerse de algún modo en la relación y se daría en un momento problemático para la pareja.

SIMILAR ARTICLES

10 ideas de citas gratis

0 562
Relaciones a distancia felices

1 502

NO COMMENTS

Leave a Reply