En varios momentos de cualquier relación de pareja uno de los dos necesitará hablar de sexo. Puede que haya alguna preocupación, alguna inquietud o un interés, pero la cuestión es que habrá que sacar el tema en serio. Pero no es fácil para todas las mujeres hablar de sexo con su pareja, pues muchas sienten inseguridad o, incluso, vergüenza y no se atreven a abordar el tema de manera clara y abierta.

Para que una relación de pareja funcione, ambas partes deben estar satisfechas con el sexo y hablar de ello siempre que sea necesario es una parte vital. No debe avergonzarte hablar de sexo, es algo natural y muy importante en una relación, pero entendemos que a veces puede ser difícil, según cómo sea la otra persona y las circunstancias. Por eso, vamos a detallar los pasos que puedes seguir para hablar de sexo con tu pareja y que la conversación sea fluida, abierta y con buen resultado:

1. Espera a un momento en el que estéis solos y relajados. Sacar el tema justo antes o después del sexo puede interpretarse como una crítica, y tampoco es conveniente empezar una conversación que no sabes cuánto durará si estáis fuera de casa o con prisa. Espera a un momento de relax para abordar el tema con calma, buen humor y sin distracciones.

2. Empieza el tema de manera general. En lugar de ir al grano, puedes sacar el tema con alguna excusa sencilla como una noticia que has leído, una anécdota que te ha contado una amiga o algo que aparecía en una historia de un libro. Luego puedes ir centrando el tema en vosotros de una manera sutil y optimista, como por ejemplo enumerando las cosas de vuestras relaciones que más te gustan.

3. Habla en primera persona, no de él. Mencionar cosas que hace él o deja de hacer con una connotación negativa puede ponerle a la defensiva y cerrarle en banda a tener un diálogo sincero y abierto. Por eso, cualquier crítica o sugerencia que hagas es conveniente que la plantees desde tu punto de vista, como: “a mí me gustaría…”, “me gusta mucho esto pero no me gusta tanto aquello”, “quisiera experimentar…”.

4. No uses expresiones burdas o que le puedan ofender. Por ejemplo, a no ser que los utilicéis a menudo, evita sinónimos de la palabra “sexo” que puedan presentarlo como algo sucio, feo o violento. Tampoco describas situaciones de vuestras relaciones íntimas como algo malo, hazlo de una manera amable y muy positiva.

El tipo de expresiones a evitar serían, por ejemplo: “parece que solo te importe tu propio disfrute”, “te olvidas de mí”, “siempre haces lo mismo”. A cambio, podrías decir: “me gustaría que ambos disfrutáramos al máximo”, “para mí es muy importante que conectemos” o “podríamos probar cosas nuevas”.

SIMILAR ARTICLES

10 ideas de citas gratis

0 950
Relaciones a distancia felices

1 1034

NO COMMENTS

Leave a Reply