0 709
10 ideas de citas gratis

¿Te gustaría disfrutar de citas originales y divertidas con tu pareja o tu nuevo ligue pero no tienes ni un duro? ¿Quieres innovar en tus citas pero no gastarte un pastón? Con las 10 ideas de citas gratis que te traemos, tendrás planes divertidos y originales para una buena temporada sin que afecte a tu bolsillo lo más mínimo.

1. Peli, palomitas y mantita. Es un clásico entre clásicos, pero siempre funciona. Podéis ver alguna película que tengas grabada, utilizar Netflix si estás suscrita o, simplemente, buscar una en la programación de la televisión.

2. Visitar un museo gratuito. La mayoría de museos tienen un día a la semana en el que ofrecen la entrada gratuita. Aprovecha ese día para llevar a tu pareja a disfrutar de la exposición del momento sin gastaros ni un euro.

3. Un paseo por la montaña. La naturaleza es maravillosa y cada estación del año ofrece colores y vistas totalmente diferentes. ¿Por qué no os acercáis a la montaña que tengáis más cercana y disfrutáis de un paseo juntos?

4. Jugar a juegos de mesa. Los juegos tienen la característica de no llamar mucho la atención al principio pero ser totalmente adictivos al final. Busca algún juego para 2 que tengas por casa (o pídeselo prestado a algún amigo) y pasad una tarde muy muy divertida juntos.

5. Una tarde de geocaching. Si todavía no conoces este juego mundial, estás a punto de descubrir algo genial. Entra en la web de geocaching y bájate su aplicación para descubrir los que hay escondidos en vuestra ciudad… ¡y a buscar!

6. Cocinar la cena juntos. Los restaurantes pueden llegar a ser muy caros, por lo que si queréis tener una cena romántica juntos sin gastar nada de más, ¿por qué no prepararla vosotros mismos? Ayúdate de recetas de Internet, si no eres muy creativa en la cocina.

7. Contemplar las estrellas. Cuanto más os alejéis del centro de la ciudad, más fácil será poder ver un montón de estrellas. Solo necesitáis una manta vieja para tumbaros, ver la estrellas y hablar de vuestras cosas.

8. Hacer ejercicio juntos. Si sois personas activas, una cita que no puede fallar es para hacer ejercicio juntos. ¿Qué tal quedar para correr por el parque? ¿O quizás seguir una clase de yoga online en tu casa?

9. Pícnic en el parque. Con un mantel y un par de bocadillos podéis pasar un rato genial haciendo un pícnic en el parque. Aportad algo cada uno y llevad a vuestras mascotas si tenéis, ¡será genial!

10. Pasear animales abandonados. Actualmente es muy habitual dedicar tiempo como voluntario en un refugio de mascotas abandonadas. Podéis ir a visitar y cuidar a vuestros amigos peludos y pasear a unos cuantos cada día, os sentiréis genial y lo pasaréis maravillosamente.

1 645
Relaciones a distancia felices

Lo hemos visto en las películas y pocos amigos no lo dicen: las relaciones a distancia están destinadas al fracaso. Sin embargo, también conocemos algún caso de parejas que se han separado por estudios o trabajo durante largos periodos de tiempo y la cosa ha seguido funcionando. La pregunta entonces es: ¿es posible tener relaciones a distancia felices?

La respuesta, sabiendo que hay casos exitosos es, evidentemente, SÍ. Pero con matices, pues no cualquier relación a distancia funcionará ni de cualquier manera. Si una pareja desea profundamente mantener su relación y ambos ponen de su parte para conseguirlo, es más que posible que una relación a distancia sea feliz. Es más, estudios confirman que las relaciones a distancia que sobreviven, se ven reforzadas en el reencuentro.

Veamos las claves principales para tener relaciones a distancia felices:

1. Aprender a ser felices por separado

Si dejáis que la pena por no veros afecte a vuestra vida diaria, acabaréis siendo infelices y culparéis de ello a la relación y vuestra separación. Aunque el objetivo final es conseguir que vuestra relación funcione a distancia, también debéis buscar ser felices en vuestro día a día por separado. En ningún caso conviene dejar de esforzarse en el trabajo, descuidar las amistades ni dejar de cuidar nuestra salud y nuestro físico.

2. Encontrar un método de comunicación eficaz

Para cada pareja funcionará uno diferente, dependiendo del ritmo de vida de ambos y de la distancia que haya entre los dos. Los que tengan tiempo libre y no cambien demasiado el huso horario, podrán hablar por teléfono o webcam a diario, sin embargo en otros casos funcionará mejor dejar mensajes en el whatsapp o enviar e-mails. Sea como sea, debe funcionar bien para ambos.

3. Mantener la máxima normalidad posible

Aunque no os podáis acurrucar en la cama para contaros cómo ha ido vuestro día, sí podéis hablarlo o dejarlo escrito en detalle. No debe daros pereza detallar cada anécdota o hecho que os ocurra, incluso qué habéis comido o a quién habéis visto por la calle. Cuanto más os acerquéis a la normalidad, más fácil os resultará sobrellevar la distancia.

4. Fijar una fecha de reencuentro

Puede que no podáis tener siempre al 100% claro cuándo os volveréis a ver, pero sí podéis tener una idea aproximada. Pensad cuándo son los próximos días festivos o a uno de los dos le va bien pedir unos días de vacaciones. Ese será vuestro objetivo. De esta manera podréis ver el final de la separación y la ausencia será mucho más llevadera, pues la solución ya estará preparada.

5. Vídeo conferencias y cibersexo

Debéis intentar veros en vídeo y hablar a través del ordenador lo máximo posible. Lo recomendable es hacerlo al menos una vez a la semana, pero si puede ser todos los días antes de dormir, mucho mejor. Y, por supuesto, el sexo no debe desaparecer a causa de la distancia. Para algo existe algo llamado cibersexo. A través de la webcam podéis excitaros mutuamente hablando de lo que os gustaría hacer juntos y terminar jugando por separado pero siempre con la mirada del otro presente.

0 804
Cómo identificar a una pareja feliz

Todos conocemos a más de una pareja feliz, cuando se ve se puede afirmar sin miedo a equivocarse. Y aunque a primera vista puede parecer que no tengan cosas en común y cada pareja sea feliz a su manera (cosa que en parte es verdad), sí es cierto que cualquier pareja feliz se identificará con unos puntos comunes.

Para saber si estás ante una pareja feliz o si necesitas más indicadores aparte de tu propia felicidad para saber si tu relación va bien, apúntate los siguientes:

Una pareja feliz está formada por dos grandes amigos

Tu pareja, además de ser tu mejor amante debe ser tu mejor amigo. Esto no quita que tengas a tu mejor o mejores amigas para otros aspectos de tu vida, pero cuando te ocurre algo importante o necesitas consejo la primera persona en la que piensas es él.

Los miembros de una pareja feliz se aceptan tal como son

Esto no quita que haya pequeños defectos que nos pongan de los nervios ocasionalmente, pues eso es casi imposible de evitar. Sin embargo, ambos conocéis todos los rasgos importantes de la personalidad del otro y los aceptáis y respetáis tal y como son. En definitiva, no intentáis cambiaros el uno al otro.

Cuando una pareja feliz discute, ambos saben ceder

Una pareja no puede estar siempre de acuerdo en todo, eso es un hecho indiscutible y aceptarlo es el primer paso para ser felices. Pero eso no significa ni que haya que estar discutiendo a todas horas ni que las discusiones tengan que convertirse en broncas sin fin. Hablar abiertamente de las opiniones enfrentadas es sano, pero saber ceder cuando toca es auténtica felicidad.

Los miembros de una pareja feliz son libres para quedar con quien quieran

Tener independencia y tiempo para uno mismo dentro de la pareja es importante, y poder quedar con otras personas aunque tu pareja no esté delante, también. Lo ideal es poder disfrutar de tiempo los dos a solas, tiempo cada uno por separado y tiempo ambos socializando con más gente. Sin celos ni dependencia, por supuesto.

0 699
Descubre si se siente atraído por ti

Es un error pensar que un hombre que se sienta atraído por ti siempre va a hacértelo saber o mostrarlo de una manera muy evidente. Muchos no van a atreverse a dar el paso por timidez o por no estar seguros de que tú les correspondas. Pero si te interesa saber si él se siente atraído por ti para ser tú la que dé ese primer paso, hay varias señales sutiles que puedes detectar en su actitud y que te ayudarán a descubrirlo.

Miradas

Si se siente atraído por ti te va a mirar, eso es algo indiscutible, y mucho. Pero para descubrir si te mira porque le gustas o si lo hace por otro motivo, debes llevar a cabo un juego de seducción a base de miradas que te dará la respuesta. Mírale durante unos segundos hasta que encuentres su mirada y, entonces, apártala. Vuelve a repetir esta acción varias veces hasta que descubras si siempre volvéis a coincidir porque te busca con la mirada o ha sido simple casualidad.

Lenguaje coporal

No es fácil descubrir mensajes a simple vista, pero si aprendes a interpretar el lenguaje corporal puedes encontrar información valiosa para saber si se siente atraído por ti. En general, que su cuerpo (cabeza, torso, manos, pies…) apunte hacia ti, siempre será un síntoma de interés. Por el contrario, los brazos cruzados y partes del cuerpo apuntando en otra dirección demuestran lo contrario. Una actitud relajada y la proximidad física también serán datos positivos.

Sonrisas

Junto con las miradas, las sonrisas que te regale pueden hacerte saber que un hombre se siente atraído por ti. No es solo que sonría cuando os encontréis, pues puede hacerlo por simple educación, sino que las sonrisas sean habituales y, sobre todo, sinceras. Hablamos de esas sonrisas que no se pueden evitar cuando alguien te gusta y que, si tú misma te sientes atraída por él, no podrás esconder. Puedes observar este detalle cuando pongas en práctica el juego de miradas.

Interés

Fíjate si intenta hablar contigo, si busca excusas para estar cerca de ti y, sobre todo, si se interesa por tu vida y tus aficiones. Es algo muy habitual intentar encontrar puntos en común con quien estamos hablando, sobre todo si nos gusta o le queremos impresionar. Esta es la señal más fácil de descubrir, sobre todo si ya tenéis buena relación y os veis a menudo. Saca temas de conversación y observa sus reacciones, seguro que lo verás claro.

0 694
¿Estás lista para vivir en pareja?

Estar lista para vivir en pareja no siempre depende del tiempo de relación que se lleve. Habrá parejas que en pocos meses sientan la necesidad de vivir juntos y otras que tras años de relación todavía no quieran dar el paso. Hacerlo más pronto o más tarde tampoco implica que el paso de vivir en pareja vaya a ser un éxito o un fracaso. Sin embargo, sí existen algunos puntos que se deben revisar para asegurarse de que la vida en pareja tenga más posibilidades de éxito:

Situación económica

Es un tema muy poco romántico pero que se debe tener en cuenta sí o sí. Tal vez ahora viváis con vuestros padres o con varios compañeros de piso y los gastos se repartan entre muchos. Y quizás uno de los dos está sin trabajo y recibiendo ayuda económica de la familia. ¿Cómo funcionarían las finanzas cuando os mudéis juntos? ¿Tenéis suficientes ingresos como para vivir tranquilamente? Son cosas que es necesario abordar antes de dar el paso.

Nivel de compromiso

Irse a vivir juntos como algo divertido y sin tener claro hacia dónde va la relación puede ser un golpe mortal para la misma. Vivir en pareja no es fácil, tiene muchas cosas buenas pero también muchos momentos difíciles que requieren de un gran compromiso en la pareja para que puedan ser superados. Si tenéis claro que estáis comprometidos en la relación y que queréis seguir juntos el máximo tiempo posible, en este aspecto no debería haber problema.

Capacidad de solucionar los conflictos

¿Habéis tenido ya alguna discusión importante? La primera puede llegar muy pronto o muy tarde, pero es importante saber cómo afrontáis los conflictos en la relación antes de vivir juntos. ¿Por qué? Pues simplemente porque van a haber muchos más al vivir en pareja y debéis saber afrontarlos desde ya de la mejor manera posible.

Conocimiento mutuo

Todas las personas tenemos defectos y virtudes que afectan a la convivencia, es algo inevitable. Si solo quedas con tu pareja en citas donde os divertís y como mucho pasáis la noche juntos, es difícil que conozcas esos defectos suyos que te van a volver loca cuando viváis juntos. Es importante que antes de vivir en pareja hagáis un esfuerzo por conoceros bien y entender lo que os vais a encontrar más adelante: ser muy desordenado o demasiado ordenado, comer muy mal o muy bien, pasarse horas en la ducha…

Un buen truco es empezar pasando varios días en casa de uno de los dos para ir descubriendo dónde va a haber roces cuando empecéis a vivir en pareja. Si ninguno de los dos vive solo para poder hacer la prueba, una alternativa es hacer un viaje juntos y alquilaros un apartamento en vuestro destino. No será exactamente lo mismo que vivir en pareja de manera estable, pero os podréis empezar a hacer una idea.