0 641
4 placeres culpables buenos para tu salud

Todas tenemos pequeños vicios que nos hacen sentir culpables. Cosas que sabemos que no deberíamos hacer pero que nos gustan demasiado. Se trata de los placeres culpables, que en muchas ocasiones son costumbres que perjudican nuestra salud, pero que no necesariamente debe ser así. De hecho, existen placeres culpables que realmente son buenos para nuestra salud, aunque por culpa de falsos mitos o de la sociedad, no podamos evitar que nos hagan sentir culpables.

Si entre tus placeres culpables están alguno de los 4 que veremos a continuación, debes saber que no solo no tienen nada de malo, sino que son buenos para tu salud y debes seguir llevándolos a cabo:

1. El chocolate. Posiblemente sea el mayor de los placeres culpables, sobre todo para las mujeres. Nos encanta, no podemos hacer nada por evitarlo, pero sabemos que no es bueno para nuestra salud y que engorda barbaridades.

¿Es eso cierto? ¡Depende! Mientras el chocolate blanco es casi completamente grasa y azúcar, y el chocolate con leche tiene un gran porcentaje de estos dos ingredientes insanos, el chocolate negro no solo tiene muy poco de esto, sino que tiene mucho cacao, bueno para la salud. Así pues, cuanto más negro sea, mejor. ¡Y a comer chocolate sin sentirnos culpables!

2. El sexo. Afortunadamente hoy en día ya quedan pocas mujeres que se sientan culpables por disfrutar su sexualidad, pero aún así muchas todavía no se permiten a si mismas practicar tanto sexo como les gustaría, sobre todo el sexo esporádico.

¡Esto es un gran error! El sexo es maravilloso para la salud, siempre que se practique con total precaución (el preservativo es la mejor opción). No importa si es con alguien que conoces mucho o poco, mientras te sientas cómoda con esa persona y tomes precauciones, ¡a disfrutar del sexo sin culpabilidad alguna!

3. La siesta. En general, cuando tenemos poco tiempo y mucho trabajo, dormir tanto como nos gustaría nos hace sentir culpables. Sin embargo dormir es necesario para tener una buena salud y sentirnos bien. Nada puede ser más importante que dormir cada noche mínimo 7 horas y media.

¿Y la siesta? Es una manera perfecta de recuperar un poco de energía y seguir con tu día, sobre todo si no has podido dormir tanto como deberías la noche anterior. Regálate entre 20 y 40 minutos y toma esa siesta que tanto deseas, ¡sin culpabilidad!

4. Las vacaciones. Por algún motivo absurdo, muchas mujeres se sienten culpables a la hora de disfrutar de sus tan merecidas vacaciones. Tal vez porque hay mucho trabajo en la empresa o en casa, o simplemente porque la sociedad les ha metido en la cabeza ese sentimiento de culpa.

Sea como sea, las vacaciones son algo que se debe disfrutar al máximo y nunca hacernos sentir culpables. Siempre que encaje en tu presupuesto, ve de vacaciones tanto como puedas y disfrútalas al máximo. No es necesario ir muy lejos, ni tampoco esperar a tener más que un fin de semana, ¡lo importante es relajarse y disfrutar!

0 647
Hormonas desequilibradas

Seguro que te suenan las palabras estrógenos y progesterona, y sabrás que algo tienen que ver con la sexualidad femenina. Estas dos hormonas son realmente importantes, pues son las que regulan nuestros ciclos menstruales, nuestra fertilidad y reproducción, el deseo sexual y hasta la forma de nuestro cuerpo. Muchas mujeres tienen estas hormonas desequilibradas, pudiendo tener demasiado tanto de una como de la otra, y sufren síntomas que no identifican como tales.

El primer paso para descubrir si tus hormonas están en orden es identificar los síntomas que podrían indicar lo contrario:

– Periodos menstruales irregulares y muy dolorosos.
– Síndrome de ovario poliquístico.
– Senos fibroquísticos.
– La endometriosis.
– La aterosclerosis.
– Sequedad vaginal.
– Hinchazón y retención de líquidos.
– Insomnio y sueño ligero.
– Acné persistente en edades adultas (en cualquier momento del ciclo menstrual).
– Fatiga crónica.
– Cambios de humor muy marcados.
– Libido muy baja.
– Aumento de peso y dificultad para adelgazar.
– Dolores de cabeza y/o de articulaciones.

Si has identificado muchos de estos síntomas en ti, muy posiblemente sufras un desequilibrio hormonal. Este desequilibro puede darse por muchos motivos: consumo de anticonceptivos hormonales, malnutrición, los fitoestrógenos que encontramos en algunos alimentos, el estrés, problemas en la tiroides o uso de plásticos en la alimentación y productos químicos.

Si te sientes realmente identificada con lo que estás leyendo, es momento de que acudas a tu médico para explicarle tu problema y que lleve a cabo un análisis para determinar en qué niveles están tus hormonas y si es el correcto. Por tu parte, estos síntomas son una señal de alerta para cambiar a un estilo de vida saludable que te ayudará a remitir muchos de estos síntomas.

– Haz ejercicio mínimo 2-3 veces por semana.
– Basa tu alimentación en productos saludables, a poder ser orgánicos.
– Reduce el consumo de lácteos de vaca (mejor cabra u oveja).
– Reduce el consumo de carne.
– Evita el consumo de soja, carbohidratos refinados, café, alcohol, tabaco, azúcar y edulcorantes (mejor usar stevia).
– Aumenta el consumo de frutas, verduras, semillas y pescado azul.
– Evita productos cosméticos, químicos y plásticos que contengan Ftalatos, Parabenos y BPA.
– No calientes ni almacenes tus alimentos en envases de plástico.
– Evita los alimentos que vienen en lata o en bandejas de plástico.
– No utilices recipientes para cocinar con teflón o antiadherente.

0 855
Lencería sexy

Si buscas encender la pasión en tu relación y sentirte muy sexy, una de las mejores compras que puedes hacer es lencería. Puedes usarla a diario para mejorar tu confianza y autoestima o ponértela en ocasiones especiales para subir la temperatura al límite entre las sábanas. Sea como sea, vale la pena dedicar un poco de tiempo a decidir qué tipo de prendas nos interesan más y elegir aquellas que nos sienten mejor y con las que nos vayamos a sentir más cómodas.

Veamos las prendas de lencería sexy más habituales y sus características:

Sujetador y braguitas / tanga de encaje o con transparencias

Son prendas que llevamos a diario pero que ofrecen infinidad de posibilidades. Hay diferentes tipos de sujetador, desde los más cómodos y deportivos hasta los más pequeños y sensuales. De igual manera, encontrarás formas y tamaños de braguitas muy variados.

Si quieres ir muy sexy y resaltar tus atributos y tienes poco pecho puedes decantarte por un modelo balconette con un poco de relleno y push up, o elegir la naturalidad y sensualidad de un bralette sin aros. Elige unas braguitas o tanga a conjunto, si tienes curvas mejor un culotte y si eres muy esbelta atrévete con unas diminutas o un tanga.

Camisones transparentes

Un camisón puede ser la prenda más sexy del mundo o todo lo contrario, depende de cuánta tela tengan y cómo de transparente sea esta. Dependiendo de si incorporan sujetador o no, podrás ponértelo encima del conjunto anterior o simplemente con una parte de abajo. Recuerda combinar bien los colores con el resto de prendas.

El clásico corsé

No hay prenda íntima que pida más guerra que un corsé. Asegúrate de elegir uno que le siente bien a tu cuerpo, de elegir una talla que te venga bien y de que sea de un color lo más uniforme posible. En el mercado hay infinidad de corsés muy sensuales, pero también los hay realmente horteras. Una vez más, si te decantas por esta opción asegúrate de combinarlo todo bien.

Medias y liguero

¿Puede haber algo más sexy que unas medias sujetadas con liguero asomando por debajo de la falda? Seguro que encuentras alguno a conjunto con la ropa interior por la que te hayas decantado. Este accesorio de lencería sexy puede serte especialmente útil para llevarlo a una cita romántica y seducir a esa persona especial como nunca antes.

Los colores

Evidentemente la manera de no fallar es decantarse por el negro o por el rojo. Estos colores son los más sensuales y los que mejor quedan en la lencería sexy. Sin embargo, las chicas con piel bastante oscura también pueden atreverse con colores pastel, blanco o champagne. De igual manera, a las mujeres con piel muy clarita les sentarán genial los tonos oscuros como un burdeos.

0 736
5 actitudes que te alejan del éxito

Para cada persona el éxito reside en un área diferente de la vida, pues tener éxito no es otra cosa más que alcanzar y realizar los sueños personales. Habrá para quien será llegar a la cumbre de su carrera profesional, para otros será dominar un deporte o viajar por todo el mundo. Sea como sea, muchas veces el éxito es difícil de alcanzar, pero conseguirlo solo es cuestión de tiempo, dedicación y evitar actitudes que te alejan de conseguirlo.

5 actitudes que te alejan del éxito:

1. Pensar solo en el dinero

Para empezar, debemos tener claro que tener éxito debe ser algo que nos haga felices de una manera profunda y nos haga sentirnos realizadas. Puede que tu sueño sea conseguir un gran puesto de trabajo o crear una empresa exitosa, pero si todo lo haces con el objetivo único de ganar mucho dinero, posiblemente te costará mucho más triunfar y difícilmente te sentirás realizada.

¿Por qué? Por un lado, conseguir dinero no es un objetivo claro y muy posiblemente acabarás entrando en un círculo vicioso de querer siempre más y, por otro lado, con este objetivo es muy fácil caer en hacer las cosas mal y sin pasión, lo cual te aleja del éxito y de la felicidad.

2. Dejar de prepararte

Para ser cada día mejor, hay que seguir estudiando y aprendiendo siempre. Esto no significa hacer una carrera universitaria tras otra (aunque si es lo que te gusta, ¡adelante!), sino mantener despierta la curiosidad por aprender cosas nuevas. Leer un libro, seguir blogs especializados en internet, acudir a congresos y seminarios, hacer cursos… Las opciones son ilimitadas y, cuanto más aprendas, más fácil te será conseguir el éxito que buscas.

3. Negarte a cambiar

Los cambios son necesarios en la vida y no debes tener miedo a ellos siempre que sean para estar en una situación mejor. Esto es de una lógica aplastante: si actualmente no tienes el éxito al que aspiras, tendrás que estar en una situación diferente para conseguirlo, ¿no te parece? Debes deshacerte desde ya de los miedos a cambios como mudarte de edificio o de ciudad, cambiar tus costumbres y horarios, conocer gente nueva muy diferente a ti… Los cambios, por lo general, siempre llevan consigo beneficios.

4. Poner excusas

Siempre es fácil encontrar una excusa para no hacer algo que nos da miedo, lo que es difícil es encontrar motivos para seguir siempre adelante. Si tienes claro lo que quieres conseguir en la vida, debes poner toda tu determinación en ello y no permitir que ningún contratiempo o mal pensamiento te aparte de tu objetivo. El miedo y la pereza son tus mayores enemigos y debes vencerles con optimismo y determinación.

5. Que el fracaso o los demás te detengan

Seguramente tendrás grandes contratiempos antes de conseguir tu objetivo, tanto planes que no saldrán como esperabas como personas que te dirán que te estás equivocando. Cuando tengas claro lo que quieres conseguir, no permitas que nada ni nadie te aleje de tu sueño. ¿O crees que los mayores triunfadores del mundo no cometieron mil errores antes de llegar al éxito?

0 833
¿Qué buscan los hombres en su pareja?

A todas nos ha ocurrido alguna vez enamorarnos de un chico y querer empezar una relación seria pero no conseguir que él se comprometiera tanto como nosotras. Esto puede ocurrir por diferentes razones, pero normalmente será por una de estas dos cosas: él no estaba preparado ni quería sentar la cabeza todavía o nosotras hemos mostrado una actitud que no enviaba el mensaje que deseábamos que él captara.

Para conseguir enamorar a un hombre siempre es tentador mostrarnos como chicas divertidas, sin ataduras y de trato muy fácil, pero esto que, en un principio, puede ser atrayente para un chico, juega en nuestra contra cuando queremos empezar una relación estable y seria. Además de mostrar tu verdadera personalidad y carácter en todo momento, vamos a ver una serie de características que buscan los hombres en su pareja y que te ayudarán a entender cómo enviar el mensaje adecuado:

1. Eres segura de ti misma y tienes tu carácter. A nadie le enamora que le digan que sí a todo, por más que pueda parecer lo contrario. Para empezar una relación seria buscamos a alguien que tenga su propia personalidad, una opinión formada y que sepa defender su postura. Si te muestras demasiado fácil o sumisa con un chico, no te verá como una potencial pareja estable. Se trata de ser, simplemente, tú misma: ni demasiado sumisa ni demasiado dominante.

2. Tienes tu espacio y respetas el suyo. Si vas demasiado a tu bola y no cuentas con él para casi nada, a tu chico le puede parecer que no buscas nada serio, pero si eres una lapa le quitarás toda emoción a la relación, cambiándola por agobio. Saber disfrutar de tu tiempo a solas y respetar el de tu pareja sin olvidarte de los necesidades de la relación es el equilibrio perfecto para enviar el mensaje de que lo vuestro va en serio. Ten hobbies, queda con tus amigas, dedícate tiempo a ti misma y deja que él haga lo mismo. Cuando os veáis, será mucho más excitante.

3. Tú eres lo primero y él va después. Por supuesto que debes demostrar que él te importa y que te gusta pasar tiempo a su lado, pero sin olvidar que a quien más quieres es a ti misma y que eres lo primero. Muchas chicas caen en poner a su pareja por encima de todo y esto, además de insano para una misma, no es especialmente atractivo para un hombre que busca una pareja estable. Si te valoras a ti misma, él también te valorará y entenderá que está delante de una chica que vale mucho la pena conservar largo tiempo.

4. Piensas en tu futuro y en el de la relación. Tu chico debe ver que tienes un proyecto de futuro para ti misma, independientemente de lo que ocurra con la relación. Sabes dónde quieres conseguir llegar, qué te gustaría hacer en la vida y quieres luchar por conseguirlo. No tienen que ser necesariamente sueños muy ambiciosos, simplemente el proyecto de vida de una persona madura y responsable. Por supuesto, demostrar que tienes interés en empezar una relación seria también te ayudará a enviarle el mensaje correcto.