0 859
Descubre si se siente atraído por ti

Es un error pensar que un hombre que se sienta atraído por ti siempre va a hacértelo saber o mostrarlo de una manera muy evidente. Muchos no van a atreverse a dar el paso por timidez o por no estar seguros de que tú les correspondas. Pero si te interesa saber si él se siente atraído por ti para ser tú la que dé ese primer paso, hay varias señales sutiles que puedes detectar en su actitud y que te ayudarán a descubrirlo.

Miradas

Si se siente atraído por ti te va a mirar, eso es algo indiscutible, y mucho. Pero para descubrir si te mira porque le gustas o si lo hace por otro motivo, debes llevar a cabo un juego de seducción a base de miradas que te dará la respuesta. Mírale durante unos segundos hasta que encuentres su mirada y, entonces, apártala. Vuelve a repetir esta acción varias veces hasta que descubras si siempre volvéis a coincidir porque te busca con la mirada o ha sido simple casualidad.

Lenguaje coporal

No es fácil descubrir mensajes a simple vista, pero si aprendes a interpretar el lenguaje corporal puedes encontrar información valiosa para saber si se siente atraído por ti. En general, que su cuerpo (cabeza, torso, manos, pies…) apunte hacia ti, siempre será un síntoma de interés. Por el contrario, los brazos cruzados y partes del cuerpo apuntando en otra dirección demuestran lo contrario. Una actitud relajada y la proximidad física también serán datos positivos.

Sonrisas

Junto con las miradas, las sonrisas que te regale pueden hacerte saber que un hombre se siente atraído por ti. No es solo que sonría cuando os encontréis, pues puede hacerlo por simple educación, sino que las sonrisas sean habituales y, sobre todo, sinceras. Hablamos de esas sonrisas que no se pueden evitar cuando alguien te gusta y que, si tú misma te sientes atraída por él, no podrás esconder. Puedes observar este detalle cuando pongas en práctica el juego de miradas.

Interés

Fíjate si intenta hablar contigo, si busca excusas para estar cerca de ti y, sobre todo, si se interesa por tu vida y tus aficiones. Es algo muy habitual intentar encontrar puntos en común con quien estamos hablando, sobre todo si nos gusta o le queremos impresionar. Esta es la señal más fácil de descubrir, sobre todo si ya tenéis buena relación y os veis a menudo. Saca temas de conversación y observa sus reacciones, seguro que lo verás claro.

Llamar su atención

¿Alguna vez te ha pasado que buscas algo y no lo encuentras por ninguna parte, pero cuando ya no lo quieres lo ves en cada rincón? Pues con la pareja pasa más o menos lo mismo: si te obsesionas buscando novio no habrá manera de conseguirlo, pero a la que decidas que estás mucho mejor sola y que en realidad no tienes ganas de comprometerte con nadie empezarán a lloverte pretendientes. Bueno, quizá no tanto, ¡pero alguno aparecerá, seguro!

Así que, por si todavía no te has dado cuenta de por dónde van los tiros, la clave para conseguir novio consiste en no buscarlo. Y, para rematarlo, ¿verdad que cuando has estado en una relación has ligado mucho más que cuando estabas soltera? ¡Pues eso! Los hombres te ven más interesante porque supones un reto mayor al tener pareja, pero además estás más relajada y dejas de emitir esa especie de señal que parece gritar “hola, estoy desesperada y quiero ligar ya” que espanta a todos los hombres del universo.

Si quieres conseguir novio y no hay manera, empieza por poner en marcha estos “trucos” que consisten, básicamente, en actuar como si ya estuvieras saliendo con alguien. Puede parecer una tontería, ¡pero funciona! ¿Te preguntas por qué? Pues estos son los motivos:

  • Estás más relajada. Cuando no tenemos pareja tendemos a intentar agradar a la gente para ligar, pero al estar con alguien nos mostramos como somos realmente.
  • Te muestras más feliz. Las personas con pareja parecen más contentas en general, así que suelen emitir señales más positivas que las solteras.
  • Vives la vida de una forma diferente. Si no estás buscando pareja, cuando sales con tus amigos estarás pendiente de disfrutar con ellos y no de buscar un ligue. No hace falta decir más, ¿no?

Sabiendo esto, ahora toca ver cómo comportarte como si tuvieras pareja. La respuesta es fácil: ¡aprende a quererte a ti misma! No necesitas tener a alguien a tu lado para ser feliz ni para mostrarte tal como eres. Solo tienes que aprender a valorarte, a disfrutar de las cosas que haces y a no centrarte en encontrar a esa persona especial que te complemente. ¡Porque nunca encontrarás un mejor complemento que tú misma!

Para resumir: si quieres llamar su atención, deja de centrarte en buscarlo en todas partes. Relájate, coge aire y acepta que la vida es genial por sí misma, sin necesidad de tener a alguien al lado por obligación. ¡Y ya verás cómo cambia la cosa!

Enamorar hombres libra

¿Te has prendado de un hombre Libra y no sabes ni por dónde empezar a conquistarle? Si te has propuesto llegar hasta el fondo de su corazón, lo primero que tienes que tener claro es que los Libra son indecisos. Muy indecisos. Tanto que puede que un día te mande señales de que te corresponde y al siguiente, te parezca que no quiere saber absolutamente nada de ti. ¡Pero es que no se les da nada bien tomar decisiones! Y es que los Libra no saben elegir: lo quieren todo, ¡y lo quieren ya!

Así que olvídate de meterle prisa para que se decida rápido: si haces eso, le bloquearás y ya puedes ir despidiéndote de esa relación que todavía no había ni comenzado. Todo lo contrario: deja que te conozca poco a poco y hazle saber que eres una persona de confianza. Del mismo modo, halágale cuando tengas ocasión: los hombres Libra son elegantes tanto en la forma de comportarse como cuidando su aspecto físico, y les gusta que se lo digan de vez en cuando.

Además son románticos por naturaleza, así que si quieres enamorar a un hombre Libra procura ser detallista, ¡pero con sutileza! No son muy amigos de las grandes demostraciones de amor ni de las pomposidades. Valoran mucho el arte y la creatividad en general, así que un buen detalle puede ser invitarle al cine, a ver una exposición o cualquier cosa relacionada.

Y esto nos lleva al tercer punto importante que debes tener en cuenta para enamorar a un hombre Libra: para seducirle, lo que cuenta es la mente. Se sienten mil veces más atraídos por un intelecto inquieto que por una cara bonita, ¡así que dale una conversación interesante y lo tendrás en el bote antes de que te des cuenta!

Los hombres Libra suelen buscar el equilibrio en todo lo que haces, así que si te conviertes en ese punto medio que equilibre su balanza tendrás mucho camino ganado para conseguir enamorarle. Valora pros y contras, analiza las opciones y actúa en consecuencia: si ve que eres la estabilidad que él no encuentra y que puedes ayudarle a tomar las decisiones correctas, ¡ya lo tienes hecho!

0 21131
Enamorar a un amigo

¿Te has quedado colgada de tu mejor amigo? ¿Acaba de echarse novia y, de repente, has visto claro que es la personan de tu vida y no quieres perderle? ¡Ah, amiga! Sea como sea, si quieres conseguir que ese amigo te vea como algo más que eso tienes por delante una dura misión. Pero tranquila, ¡tienes muchos puntos a tu favor! Solo necesitas saber sacarles partido.

Para empezar, piensa en todo el trabajo que ya tienes hecho: conoces sus gustos, sus aficiones, os lleváis bien y, sobre todo, es probable que sepas ya qué le gusta de una chica por anteriores parejas o comentarios, ¿verdad? ¡Bien! Pues coge toda esa información, absórbela y utilízala para tu propio beneficio.

La parte complicada es la de hacerte ver que tú quieres algo más que ser su amiga. Aquí tendrás que empezar con sutilezas para despertar la chispa: coquetea con disimulo, lanza algún piropo discreto y observa sus reacciones. Probablemente al principio no se dé ni cuenta, pero tú insiste: poquito a poco irás calando en su mente, ¡ya verás! Ve subiendo la intensidad de tus coqueteos pero sin pasarte, porque muchos chicos intentan tomar distancia si se ven presionados para no estropear la amistad.

Si ves que empieza a seguirte el juego, que sonríe e incluso él mismo empieza a tomarse ciertas confianzas contigo, ¡enhorabuena! Puede que todavía no tenga en mente que le gustas ni que tú puedes gustarle como pareja pero, inconscientemente, ha empezado a tomarte en cuenta como una chica con la que tener algo y no como uno más de sus amigos. ¡Vas por buen camino!

A continuación, toca mover ficha. ¿Soléis quedar siempre con más gente? Si es así, proponle un plan solo para los dos. ¡Pero no te pases, nada de ir a cenar ni cosas que suenen demasiado a cita! Algo light, como ir al cine o a tomar un café para charlar, será perfecto. Si habéis quedado a solas más veces, atrévete con una propuesta más directa como una cena.

Para enamorar a un amigo necesitas deshacerte del papel de amiga y eso solo lo conseguirás con un poco de paciencia. ¡Piensa que quizá él piense que está malinterpretando tus señales y no quiera ir más allá por no perder tu amistad! Así que si ves que te corresponde, su lenguaje corporal te indica que le gustas y todo va bien, da el paso y habla con él: insinúale tus sentimientos, déjale caer que estás a gusto con él… No te pases de directa, a no ser que su respuesta sea positiva. ¡Si es así, ya lo tienes hecho!

Saber si estas enamorada

Seguro que más de una vez te has planteado si lo que sientes por ese chico es algo especial o si simplemente es la emoción del principio. Las mariposillas en el estómago, esa risita tonta que se te escapa de vez en cuando… Realmente te gusta pero ¿cómo saber si estás enamorada entre la vorágine de hormonas que te asaltan cada vez que le tienes cerca?

Bueno, vamos a ver una lista de puntos clave que debes evaluar para decidir si realmente es amor o si solo es el gusanillo propio de cualquier inicio de relación. ¡Vamos allá!

1. Te encanta todo de él y no le encuentras ningún defecto. Es perfecto, maravilloso, increíble… Hasta que te bajas de la nube y te das con la realidad. ¿Te gusta igual o más? ¡Pues estás enamorada hasta las trancas!

2. Buscas excusas para hablar con él siempre que puedes. Cualquier pretexto te sirve, y si no tienes pretexto te lo inventas. ¡Amor! Es una estrategia arriesgada, procura no quedarte en blanco justo delante suyo si no quieres que se quede con una imagen extraña sobre ti.

3. Se te van los ojos cada dos por tres. Las miradas furtivas son una señal clara de que te gusta y de que quieres tenerle controlado. Eso sí, intenta que no te pille mirándole todo el rato o se asustará.

4. De repente te has vuelto un ser torpe. Cuando estás con él te pones tan nerviosa que no sabes ni por dónde pisas, se te caen cosas con facilidad y te sientes un ente inútil y carente de todo tipo de coordinación. Tranquila, solo te lo parece a ti…

5. Crees que él también se da cuenta y te dan ganas de llorar. ¡En serio, a los ojos del resto sigues siendo una persona normal! No te tortures. ¡Es el amor, que a veces es traicionero!

6. Te sorprendes sonriendo cuando piensas en él. ¡Atención, peligro!

7. Peor aún… Te sorprendes a ti misma imaginando cómo será vuestro futuro. Bueno, chica, si con esto no lo tienes claro… ¿Por qué si no va a fantasear tu mente con eso?

8. Te pone aunque vaya en chanclas. Y con calcetines. Si esto no es amor, ya nos dirás tú qué es.

9. No te importa hacer cosas nuevas para compartirlas con él, sino todo lo contrario. Te encanta adaptarte y quieres consolidar vuestra relación.

10. Es lo primero en lo que piensas por las mañanas y te despiertas con la ilusión de tener un mensaje suyo. ¡Has caído hasta el fondo!