0 2632
Consejos amor

Amor o deseo, lo mismo da, buscar una pareja para sentirte amada o deseada siempre llega bien en los meses de otoño. Una estación gris, lluviosa y con los amigos cada uno a lo suyo luego de las vacaciones, nos deja ese sabor amargo de la soledad, aunque queramos ser solteros incondicionales.

Para que no te pille la tristeza ni tu ego se sienta deteriorado por la ausencia de alguien que te busque y te haga sentir de nuevo sexy, guapa y apasiona da, te aconsejo seguir algunas condiciones, bien vale la pena evitar caer en la tristeza que una vez que llega, demora en irse:

1- Sal de la casa, explora el mundo fuera de ella, es el momento ideal para conocer lugares que durante el verano serían molestos por el insaciable sol y el calor. La temperatura es ideal para escapadas de fin de semana, hacer senderismo, comprar complementos para temporada de otoño, pasear por los pueblos y ciudades que siempre has querido conocer y conversar con las personas. Irela Morales, quien tiene una sala de terapia social en la ciudad de Barcelona, asegura que el otoño es la mejor estación para cultivar la amistad y enfocarse en nuevas conquistas de parejas.

2- Acude al gimnasio, en los meses otoñales, además de la melancolía de los días grises, el ánimo decae y se producen tensiones en las relaciones. Si vas al gimnasio, alivias ese estado tan molesto que te invade. Si lo haces con tu pareja, perfecto, entre los dos se avivan las buenas relaciones, y si no tenéis aún pareja, es un lugar ideal para conocer a chicos. Cada día son más los hombres que van al gimnasio, incluso más que las chicas,  donde desprenden una energía positiva entre los aparatos de ejercitación. No te cortes, conversa con ellos, rían, muchas parejas comienzan con la buena química que surge en los gimnasios.

3- Apaga la tele, cada vez que miras un programa televisivo te enganchas en una relación en solitario con tu televisor. ¿Por qué no comunicarte mejor con amigos del mundo? Las numerosas páginas que existen en las redes de internet trasmiten mejor actitud hacia la vida cuando  recibes mensajes y puedes responder a ellos, te sientes que no estás sola, que hay alguien en algún lugar que también te piensa y le agrada tu compañía, aunque sea de esta manera. Este siglo nos impone una nueva norma de relaciones de parejas, y no puedes desaprovecharla.  Tantas personas se han conocido en las páginas de contacto que hoy las relaciones más prácticas se realizan mediante las redes.

Primera cita

Pongamos que has conocido a alguien que te gusta, que habéis comenzado a hablar, y que finalmente habéis fijado un día para conoceros y cenar juntos. Imagina que la cita va de maravilla, no paráis de hablar, hay muchísima química y la comida esta ríquísima. Tras largas horas de charla, dais por terminada la cena, llamáis al camarero, os saca la cuenta y…¿quién la debería pagar?

Este insignificante detalle, el hecho de pagar una consumición, puede dar al traste con tu maravilloso encuentro, y con todas las expectativas que tenías puestas en él. Es muy complicado establecer quién debe pagar, pues dado que en la sociedad, la igualdad de género está muy arraigada, hay que ser cuidadosos para no «meter la pata» en este delicado momento de la cita.

Normalmente, el hombre era el que «debería» pagar la cuenta de la cena, pero como ya he comentado, los roles han cambiado mucho de unos años a ahora. Eso no quiere decir que él no tenga que invitar nunca, sólo que hay que fijarse mucho en la otra persona para no acabar hiriéndola.

Si eres un hombre, y has quedado con una mujer para cenar, escucha lo que ella cuenta de sí misma. Si es una chica moderna, si es más bien feminista, o si es de mentalidad antigua. Normalmente te aconsejaríamos que para no quedar mal, fueras tú el que te adelantases a pagar.

Hazlo de forma caballerosa, como si para ti fuera de lo más normal del mundo, no te detengas mucho tiempo a mirar la cuenta, ni pongas caras raras si te parece caro. Si ella se ofrece a pagar, declina su invitación amablemente; si insiste, dile que: «ella pagará la próxima» y así, si te ha gustado, volveréis a quedar (y obviamente no pagará ella); si insiste un poco más, proponle pagar a medias; si finalmente se obceca, déjate invitar, tómatelo con humor, y agradéceselo humildemente, pero no te niegues, puede que a ella le siente mal.

Si eres mujer, termináis de cenar, sacan la cuenta y ves que el no se ofrece a pagar, pueden haber varias alternativas. Una sería que te diese igual: «tenías pensado invitarle tú» con lo cual, pagues la cuenta sin el menor miramiento. Otra sería que no te pareciese justo, pero lo entendieses: en ese caso, pon la mitad de la cuenta y sonríe, mientras esperas que él se de por aludido y ponga su parte. O por el contrario te parezca fatal, no quieras volver a verle, te parezca lo más ruin y horrible: entonces ponte la chaqueta y di que tienes que llamar urgentemente a tu abuela, sal tranquilamente del restaurante y……»si te he visto, no me acuerdo».

0 22074
Disimular Defectos

Por mucho que se hable de que las mujeres son todas sexys, con cuerpos bien tonificados y pieles de bebés, la realidad es otra. Son pocas las mujeres que realmente son así.

¿Qué complejos físicos son los más comunes que te cohíben para tener una cita? Los senos, la cintura, los gluteos, la tripa, la celulitis, el rostro, la piel…y otros más.

Cualquiera de estas partes del cuerpo lleva a las mujeres a tener grandes preocupaciones, porque los hombres están cansados de ver en la tele y en la prensa a mujeres de cuerpo diez y, por supuesto, es lo que ellos desean.

Si conociste a un chico con el que te irías a la cama, seguro que comienzas a estresarte de sólo imaginarte la situación, ¡sientes vergüenza, temor al rechazo, o a que no se decida a una próxima cita!

Pero hay una solución para disimular tus defectos: tener sexo en una habitación con poca luz. Este consejo es válido, sobre todo, si quieres enmascarar tus defectos. ¿Cuál es el secreto? Sencillo, está en que sienta el placer por los demás sentidos, y menos por la vista.

Una vez que lleguéis a la habitación, con la luz apagada o en semipenumbra, lo que vale es el tacto de los cuerpos desnudos, sentir la respiración del otro, el olor que desprendes en el cabello y en la piel, las palabras que digas con tu voz más cálida, los besos que des en todo su cuerpo, y créeme, al hombre no le importará para nada verte desnuda con una luz directa si sabes darle todo ese goce en la cama.

 Si aún así él insiste en verte con luz fuerte, dile que te da vergüenza porque eres tímida o que te excita sólo la sensación de semioscuridad. Busca un pretexto para la magia, no se te escape. Depende de cómo te comportes, le convencerás, nada de sentirte cohibida, todo lo contrario, destapa tu lado salvaje, sube el tono de tu voz y tus caricias, ¿sabes que a los hombres, lo único que les importa es sentir a una mujer bien activa y morbosa en la cama?

Conozco a mujeres que son muy poco favorecidas por la naturaleza de su cuerpo y son muy codiciadas entre los hombres, ¿te has preguntado por qué? ¿Cuántas veces has pensado: «qué tendrá esa fea que se liga a los hombres tan guapos»? Pues ahí lo tienes, saben trabajar la seducción en los ligues. Plantéate una estrategia y no te desanimes, una buen maratón sexual pone a los hombres locos por las chicas más activas.

0 25604
Tipos de pecho

Existe una manera perfecta para atraer a los hombres cuando vas a una fiesta o a una cena importante, sobre todo, si esa cena es una cita. La forma en que vas vestida dice mucho sobre ti. Si quieres brillar, estar provocativa y que te adoren, imita a las famosas y verás que tienes a los hombres a tus pies.

El detalle consiste en mostrar un pronunciadísimo escote. Repasemos la lista de todas las celebrities que acuden a las galas, cenas o cualquier otro evento luciendo sus pechos casi al desnudo, en esa lista, siempre estuvieron las más provocativas, como Rihana, Megan Fox, Katy Perry, Jenifer López y sin dudas, la tan comentada Kim Kardashian.

Los pararazzi siempre buscaron a estas famosas mujeres, las cuales se saben perseguidas por la publicidad y muestran sin pudor alguno sus escotazos.  Y poco a poco, las menos atrevidas comprendieron el mensaje: “si quiero brillar, tengo que lucir también un escote de vértigo”. Y mira quiénes muestran su pecho, a modo de sugerencia, pero con mucho mensaje, “aquí estoy, mírenme, yo también soy sexy y tengo un cuerpo para envidiar”.

Da igual como tengas los senos, pequeños, medio caídos, muy grandes, normales, no importa la forma, lo que importa es lucirlos eróticamente en el escote para que todos alucinen a tu lado. Los dos primeros son los que más preocupan a las mujeres, pero mira estos ejemplos que te servirán para no acomplejarte y lucirlos como se merecen.

Senos pequeños: ¿Acaso los tienes igual? Imita a la guapísima Clara Lago, tiene los senos pequeños y bien formados, y luce perfecta con una chaqueta de mango abierta al frente,  sin ninguna otra ropa debajo. Mostrar sus pechos le da un toque camaleónico a su figura, sin necesidad de tener implantes de silicona. Un 10 para la joven actriz.

Senos medio caídos: Sin dudas, las famosas que lucen sus escotes pronunciados no siempre tienen el pecho perfecto. Miremos a la guapísima Paz Vega, que en los premios Goyas del 2013 acaparó todos los comentarios positivos aunque se veía a las claras que no están ya tan bien colocados a pesar de  lucir guapísima. En la gala de los Globos de Oro de este año, ya no fue tan afortunada, pues quiso lucir la pierna, (¿hasta cuándo van a imitar el posado de Angeline Jolie? Ya basta, sean creativas), y escote hasta la cintura y le salió mal, para muchos. A ese atuendo le doy un 7, pero aún así, si escoges bien el modelo, puedes lucir los pechos como Paz y estar radiante.

Por cierto, Rihana, Jennifer  Aniston  llevan con elegancia sus pechos no tan firmes, y son muy sexys. Tú también puedes lucir tan elegante como estas celebrités y brillar en tu primera cita dejando a tu pareja más que boquiabierto. Tú decides.

Moderna y feliz

Levantarte con todo el mejor ánimo del mundo, mantener un buen ritmo de trabajo durante el día, ir al gimnasio en las tardes para tonificar tu cuerpo y metabolizar mejor todo el organismo, son siempre tus principales objetivos.

La actividad constante vigoriza tus actos hora tras hora y promueve la mejor dosis de optimismo, actúas como la mujer moderna, urbana, glamorosa, solo que, amiga, necesitas algo más: una pasión sexual.

De nada te valdrá ser la mejor ejecutiva, la mejor amiga, la más dinámica en el gimnasio, si tu vida erótica está vacía, y no digo vida emocional, pues el tema no va de amor, sino de placeres.

La relación sexual es un punto fuerte en la vida moderna de toda mujer. Los placeres se complementan entre sí, de ahí que si quieres levantarte dichosa y feliz, no basta con dormir en cama lujosa, ¡la mente es la que envía las endorfinas a tu cuerpo! y los buenos pensamientos llegan cuando  hay momentos buenos para recordar.

¿Cómo prefieres ir a la cama?: Observa estas maneras y responde si la primera  es capaz de igualar las demás:

¿Triste porque nadie se fija en ti para formar pareja? O…

¿Contenta porque te envía mensajes tu rollo de la última noche?

¿Optimista y soñadora porque irás en los próximos días a una nueva cita sexual?

¿Excitada porque estuvimos leyendo los mensajes de tu pareja sexual antes de ir a dormir?

¿Complacida porque estuviste con el chat abierto y gozando con tu pareja por internet?

¿Relajada y feliz porque pasaste las últimas horas con un chico guapísimo que te divierte?

Dormir bien es el primer impulso para una vida activa y creativa durante las horas de trabajo. Si lo logras, te levantarás con optimismo,  y desearás que llegue la noche para ir de nuevo a la cama con una sonrisa de satisfacción.

¿Y qué sucede contigo si aún no has encontrado quien te haga sentir así? Serás una huraña y amargada mujer en muchos momentos de tu vida. Pero resolver este problema es muy fácil, en las páginas de contacto para parejas  está quien buscas. Entra en ellas, escoge la que más te anime y déjate llevar por el goce de una nueva cita, de un chat nocturno, de una relación sexual excitante.